7 mil millones


Este octubre, de acuerdo con cálculos de la ONU, la población global alcanzará esa cifra. Y lo que falta.

Aquí una imagen de algunos de los retos que la distribución de la población trae consigo, concentrándose en los países del anacrónicamente llamado tercer mundo (o eufemísticamente "en desarrollo").


Fuente muy recomendable: http://www.theatlantic.com/infocus/2011/10/population-seven-billion/100176/

Moraleja: En lugar de esas etiquetas desarollistas, prefiero las que caracterizan a las economías por su nivel de ingreso per capita (ie., alto, medio, bajo). Seguro será impreciso, pero mucho mejor que las nociones "primero, segundo, tercero" o "subdesarrollado", "en desarrollo", pues conllevan una visión de progreso anacrónica, por lo menos para la economía ecológica. Al calificar por nivel de ingreso, tal vez con más casilleros (p ej. medio-alto, bajo-bajo, etc), se puede rápidamente ir al detalle de las situaciones particulares. Así, los objetivos de la política dejarán de ser tan ambiguos ("desarrollarnos", "entrar al primer mundo") para volverse precisos (mejorar los niveles de ingreso, distribución equitativa, salir de la pobreza, etc.)