Nobel economía. 2009. Algunos pronósticos

El Nobel de la Paz convertido en boutade. Ya se ha desacreditado mucho el asunto del Nobel con el otorgamiento del de la Paz a Obama. Mankiw sacó de onda o dos que tres con el siguiente post:

La nota original es esta.



Pero nos interesa saber quiénes pueden ser los ganadores del de economía. Aquí algunos pronósticos

Fuente: Encuesta en Kellogg School y en Northwestern University. Encuesta realizada por Tim de Chant, y publicada en Expertly Wrapped.

Aquí la respuesta por departamento:
Fuente: Encuesta en Kellogg School y en Northwestern University. Encuesta realizada por Tim de Chant, y publicada en Expertly Wrapped.

Mankiw publicó la lista de candidatos de acuerdo a una compañia británica de apuestas:



Y aún Thomson-Reuters da su lista [vía Expertly Wrapped]:

Sería muy bueno que se lo ganara Weitzman, uno de mis autores preferidos. Por lo menos aparece en las 3 listas (pagando 9 a 1 las apuestas). Si a Weitzman se lo dan por su trabajo del cambio climático, tendrían que dárselo también a Nordhaus, que también aparece en las tres listas (y paga 6 a 1). Pero a Weitzman se lo pueden dar (mucho más probablemente) por su trabajo en cuentas nacionales y valuación económica. Sus artículos son seminales. Daría gusto que se lo dieran a la prof. de origen argentino Graciela Chichilnisky. Sus trabajos sobre la definición axiomática del desarrollo sustentable son excelentes. Pero no lo creo.

Fama, quien paga 2 a 1, no aparece en la lista de Thomson-Reuter, y es 5to en la lista de los colegios de arriba. Shiller, el preferido de dichos colegios (aunque hay un fuerte sesgo disciplinario, como se ve en la segunda gráfica), ni aparece en las apuestas ni en los preferidos de T-R. Fehr es primero en T-R, paga 6 a 1, y es sexto en el ranking de las universidades de arriba.

Fehr es un economista del comportamiento (cuestión que lo acerca a la economía ecológica). Yo le conozco este artículo, que revisamos en clase. Así que si hay que apostarle, yo le apuesto a Fehr, y de hecho me parece que sería muy bueno, no sólo para la economía en sí misma, sino para cierta reflexión social de tradición de izquierdas que no le teme ponerse a ver qué cosa dicen los economistas teóricos...
Como bien lo dijo Millhouse, el de los Simpsons, "Pues ya lo veremos". El lunes el mundo amanecerá con un Nobel de economía 2009, para bien o para mal...