sobre la ventaja comparativa

Ante la escasez de entradas de los últimos días (tengo tres entradas distintas en el tintero, pero por x o y no he podido terminarlas, espero hacerlo pronto, aunque salgan de jalón), vaya una reflexión visual sobre cuestiones de comercio internacional.

Dentro de las imágenes que los portales electrónicos de los diarios ofrecen como "destacadas," interesantes," etc., El Universal ha incluído la siguiente:


El pie de foto dice: "Reclamo: Agricultores franceses descargan sus camiones como protesta por la llegada de frutas y verduras españolas a precios más baratos en Le Boulu, cerca de Perpiñán, Francia

Ante lo que recordamos la siguiente imagen, sacada en el edificio de comercio de EUA, en Washington, DC

De fotos
Foto: yo merengues, en una excursión relámpago a DC...

El texto dice, en traducción libre, "El comercio desafía cualquier viento, resiste toda tempestad e invade cualquier zona -Bancroft"

Pocas sentencias pueden ser tan directas como la de Bancroft. Pocas manifestaciones tan ciertas como la de los agricultores franceses.

Hay mucha bulla sobre las bondades y perjuicios del comercio mundial. La opinión de los economistas, por lo menos la mayor parte -y la más solvente, por lo demás- es favorable a la existencia del comercio. Los modelos económicos que existen sobre el comercio mundial, que suelen basarse en versiones más amplias de la ventaja comparativa que aquella de Ricardo, suelen informar, sin ambigüedades, que la solución "con comercio" es más eficiente (en términos de uso de recursos y costos de producción) que las soluciones "sin comercio" o "autárquicas." No obstante, dichos modelos suelen basarse en evaluaciones globales (de los costos de producción, por ejemplo), por lo que no se ven afectados por los balances regionales. En otras palabras, el comercio genera ganadores y perdedores: la economía política del comercio abarca una variedad de fenómenos que le dan riqueza analítica y, también, cierto carácter de urgencia.

Las cuestiones comerciales, no obstante la claridad de su analítica tras bambalinas, suelen ser más complejas en la realidad. No se trata de decir "levantemos las fronteras comerciales," sino "veamos cómo se distribuyen las ventajas comparativas y, sobre todo, si éstan se mantienen de forma artificial, por así decir, con subsidios y barreras de índole varia."

Es más o menos sabido que la ventaja comparativa agrícola en EUA se mantiene un gran parte por la famosa farm bill, o la política de subsidios en EUA. También Francia se caracteriza por un subsidio significativo a sus productos agrícolas . Esta cuestión ha frenado por sí sola la famosa Ronda de Doha.

Aquí, por mientras, un descalabro a los franceses a cargo de los productores españoles...