Nobel, programación lineal y ciencia en la Unión Soviética...

Juan Dubra, de la Universidad de Montevideo, entrevista a Kenneth Arrow.

La entrevista es excelente.

Bueno, en algún momento (página 15) Dubra le pregunta sobre el caso de Koopmans y su indecisión respecto aceptar el Nobel. Aquí la respuesta:


Fuente: Dubra, 2005.

A Kantarovich lo pararon los oficiales soviéticos por trabajar con "precios capitalistas", como también se pueden entender las variables duales de un programa lineal (la misma cosa que un multiplicador de Lagrange, aunque enfocado en un programa lineal)[Ver primeras 10 páginas de esta presentación, de Sala-Garrido, de la Universidad de Valencia). Koopmans resolvió el problema del transporte (también, "shipping problem"), pero no ofreció algoritmo para resolver en términos generales cualquier programa lineal (de hecho, como Arrow cuenta en la entrevista, el algoritmo del transporte ya había sido inventado años antes por un tipo llamado Hitchcock). Dantzig, trabajando independiente de Kantarovich, inventó después el Simplex, lo que volvió a la programación lineal práctica.

El Comité Nobel decidió darle el Nobel a Kantarovich (por haber formulado el problema lineal general, con todo y los sub-problemas primal y dual) y a Koopmans (por redescubrir un algoritmo para una pequeña aplicación de programación lineal al asunto del transporte). Koopmans no quería aceptar el premio sabiendo que el verdadero merecedor era Dantzig, quien inventó el Simplex, el algoritmo que resuelve el programa lineal general. Arrow piensa que Koopmans se merecía el Nobel por otras razones, y al final lo convence de recibirlo. Koopmans dona el premio económico al International Institute for Applied Systems Analysis.